dijous, 21 d’abril de 2011

“Algunas novedades del DSM V”

Artículo recogido de la web de la "Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del niño y del adolescente"

FUENTE:
http://www.letemps.ch/Page/Uuid/ecc2b4ea-1d9e-11df-8079-8b48e8a46bdc/Quelques_nouveaut%C3%A9s_du_DSM_V_en_projet

(Traducción realizada por Xabier Tapia)
Diario "LE TEMPS", artículo  publicado 20 Febrero  2010 "Algunas novedades del DSM V en proyecto"
Por A.L.

Desaparición del “trastorno por aversión al sexo”. Es una victoria para las asociaciones de asexuales que han militado en pro de este cambio.
Aparición sin embargo del “trastorno de la hipersexualidad”, popularmente representado por Tiger Woods. Estamos dentro de la corriente de la atención a las adicciones sin producto. ¿Se va a crear una categoría para cada una de ellas?
Aparición del síndrome de “binge eating”, parecido a la bulimia pero sin los saqueos nocturnos del frigorífico seguidos de vómitos o de ingesta de laxantes.
El síndrome de Asperger (trastornos del contacto, sin trastornos del lenguaje, inteligencia a menudo superior) deja de ser una categoría aparte convirtiéndose en una variante del autismo. Se trata de un tema muy sensible dada la enorme cantidad de asociaciones activas en el debate. Los padres de niños Asperger encuentran que la asimilación resulta estigmatizadora. En otra parte, autistas y Asperger se unen en un “autistic pride day” y tratan a los normales de “neurotípicos”. “Desde un punto de vista científico, el síndrome de Asperger forma parte de pleno derecho del espectro del autismo”, comenta Pierre Bovet.
Los niños que tienen ataques de cólera “tres veces por semana o más” van a ser clasificados de aquí en adelante bajo el nombre de “desarreglo severo del humor”. Esta nueva categoría, que se presta a la sonrisa, ha sido creada de hecho para sacar a algunos niños de la categoría mucho más grave de trastorno bipolar (maníaco-depresivo) que requiere una medicación pesada. Todo esto en los Estados Unidos: entre nosotros, el diagnóstico de trastorno bipolar se utiliza prácticamente solo en adultos.
Aparición de la “psycosis risk syndrome” con la posibilidad de diagnosticar en un adolescente, un trastorno psicótico que podría darse sin estar todavía presente. Las posibles derivas han hecho temblar a Michael First, coautor de DSM IV. En el International Herald Tribune, cita una serie de estudios en los que el 70% de adolescentes identificados como de riesgo no desarrollan los trastornos en cuestión.

Existe la posibilidad de dirigir propuestas, aunque sean quejas, incluso de particulares a los responsables de la redacción del DSM-V: http://www.dsm5.org/Pages/Default.aspx .

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada